Turisme rural

Mas Llorichs

 

Mas Llorichs és una masia del segle XVIII, situada a Amer (Girona), totalment restaurada i condicionada per al seu lloguer complet i independent, amb ús exclusiu de piscina i barbacoa. De fàcil accés però alhora aïllada, la casa proporciona la serenitat i tranquil·litat de la muntanya, envoltada de natura i aire pur. Al peu de la casa es troba el llorer centenari que li dóna nom, just al costat de la via verda (antiga via de ferrocarril) només apta per a senderisme i ciclisme. A través de la via verda podem accedir al nucli antic del municipi d'Amer en un temps estimat d'entre 5 i 10 minuts a peu.

 

Mas Llorichs es una masía del siglo XVIII, situada en Amer (Girona), totalmente restaurada y acondicionada para su alquiler íntegro e independiente, con uso exclusivo de piscina y barbacoa. De fácil acceso pero a la vez aislada, la casa proporciona la serenidad y tranquilidad de la montaña, rodeada de naturaleza y aire puro. Al pie de la casa se encuentra el laurel centenario que le da nombre, justo al lado de la vía verde (antigua vía de ferrocarril) sólo apta para senderismo y ciclismo. A través de la vía verde podemos acceder al núcleo antiguo del municipio de Amer en un tiempo estimado de entre 5 y 10 minutos a pie.

 

#masllorichs

©Instagram 

 

La casa se compone de dos plantas y tiene una capacidad para 9 personas (tres habitaciones dobles y una triple). En la planta baja se encuentra el recibidor, sala de estar, comedor, cocina, lavabo con ducha y trastero con lavadora. La primera planta está formada por 4 dormitorios, lavabo con baño y trastero. Todas las estancias se encuentran completamente equipadas, con calefacción, agua caliente, etc.


En el exterior la casa dispone de jardín con piscina romana de 9x5m de uso totalmente exclusivo (no es compartida), un gran porche con barbacoa para comidas al aire libre, parking y una gran terraza. Bajo la casa se encuentra el carril bici, ideal para rutas de senderismo o ciclismo, i que conduce al núcleo antiguo de la población de Amer (10 minutos a pie).

Desde la masía tenemos vistas tan espectaculares como la ermita de Santa Brígida, Sant Climent o el despeñadero de Rocacorba.

Mas Llorichs goza de un entorno privilegiado rodeado de bosque y campos de cultivo, donde el mundo rural y el confort se unen en el más perfecto equilibrio. Al pie de la casa se encuentra el laurel centenario que le da nombre.